20/1/17

#Microrelato para un viernes





En Mesopotamia inventaron la vela para los barcos. Los persas surcaron entonces las aguas del Tigris y el Éufrates. La humanidad avanzaba. En la actualidad, con esas mismas telas, las mujeres se cubren por completo, y el viento, en vez de soplar en ellas, balancea los cuerpos de hombres enamorados que cuelgan de las grúas. Se reportan serias sospechas de caminos errados en las relaciones humanas. 


Rubén Santiago, "Ultamar"








No hay comentarios:

Publicar un comentario