11/12/16

Yerma






Han crecido hojas negras
en las manos del hombre,
las han sembrado las corrientes del norte
que hiela también a los nativos.


No queda tierra para esconder
las semillas que engendró el sol.
La escarcha seca campos y lagos
ante la desidia de sus tribus.












No hay comentarios:

Publicar un comentario