11/7/16

#Conrad y los hombres

La mirada del océano


No hay más que mirarle a los ojos un momento y encontrar en la profundidad del color de sus ojos la huella de Conrad. Al caminar a su lado y estrecharle las manos firmes descubres que te acabas de encontrar con un personaje de las mejores páginas del autor de origen ucraniano. 

De pocas palabras, pero tan directo que resulta afectuoso, no detiene su paso decidido hasta que llega a la orilla del puerto. Más de 150 días con la única compañía del mar y el viento han dejado en su carácter una estela submarina. La sombra de 150.000 millas náuticas recorridas acompañan esos silencios. Le dejo a bordo de un Bavaria de 50 pies por el que se mueve con una destreza prodigiosa.
Un animal marino que Joseph Conrad hubiera elegido para sus travesías por la literatura.
Unai Basurko






No hay comentarios:

Publicar un comentario