30/5/16

Una división personal

#Microrrelato 1


 
    Aunque nunca le habían gustado las matemáticas ni los artificios y figuras usadas en su didáctica decidió hacer una división fundamental. La partición tenía fines personales, que no cuánticos, y recuperó para la memoria aquella línea que había usado en los cuadernos cuadriculados de la infancia. Necesitaba una coordenada imaginaria; a un lado se ponían unos números y al otro lado de la línea otros resultados de alguna operación que no recordaba. Se hallaba el máximo común o mínimo denominador de una cantidad. Nunca le interesaron esas operaciones carentes de hechizo.

    Pero no  iba a usar la línea para separar y partir cifras sino para hacer una clasificación vital que pretendía poner en orden las unidades que convivían en su conjunto habitual de relaciones.Y así decidió separar a aquellos que aceptaban su soledad de los que no. Sería su clasificación fundamental para mantener a raya a unos y a otros y guardar así las distancias oportunas. A un lado de la recta imaginaria aquellos que no han aprendido a vivir solos, los dependientes de todo tipo de afinidades, emociones, paraísos artificiales y otras esclavitudes. Y en el otro aquellos que no temen de sí mismos pero también disfrutan, porque no, de otras compañías. Se encontraba en ese subgrupo, había conseguido instalarse en una ubicación indeterminada en la que se cultivaba a sí misma sin necesidad de dependencias o subordinaciones. El silencio, la simple contemplación, algunos acordes, pinceles y páginas la escoltaban en los paseos entre árboles o mareas. Sin sujeciones, ni ataduras, a modo de isla orientada en latitudes al Norte. Al otro lado dejaría a los subalternos de otros artificios que intentaban que las islas fueran penínsulas ancladas en el destierro.

    A un lado, los que compartían su posición soberana entre los que nadaba con facilidad porque sabían no estorbarse en sus costas.Y al otro lado de la línea quienes se sujetaban y retenían a elementos diversos sin intentar cruzar la línea fronteriza de su estado subyugado. A la derecha del eje alegórico las unidades de los archipiélagos. A la izquierda los números de los satélites y sus órbitas sumisas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario