11/5/16

La huella de #Cortázar

Esos #libros que pesan en la memoria


    En una misma semana me topé con dos de esos libros heridos de olvido junto a la sombra de un estante y al abrirlos descubrí que me los había regalado la misma mirada serena. Años sin acordarme del de Ermua y tenía el caprichoso azar que traerme a la memoria las tardes de errantes paseos hasta el Puerto Viejo de Algorta. Estaban en lugares distantes, repisas dispares resultado de múltiples mudanzas, entre otras obras de páginas queridas y leídas.

    Uno era "Luna de Lobos" de Julio Llamazares, de Seix Barral, en su ya 17º edición. Con una poco afortunada portada amarillenta por el paso de tantas lluvias. No recordaba que tenía en concreto ese título pero al abrirlo encontré su firma de espíritu musaraña, decidida y suave, y sobre ella una dedicatoria de estilográfica azul. Me senté unos minutos ojeando algún párrafo pero también saboreando las horas dulces que guardaba la dedicatoria.

     El otro libro lo encontré también de casualidad días después y de nuevo al abrirlo la misma caligrafía y otra dedicatoria más directa y en esta ocasión con fecha al pie de página. Era "Historias de Cronopios y de  Famas" de Julio Cotázar, en una edición sencilla de Edhasa con portada rojiza. De nuevo se hizo obligado reabrir y releer algunas de sus páginas; "Instrucciones para entender tres pinturas famosas".


     Al abrigo de Cortázar matábamos las horas tempranas de la tarde a las que tanto temía, entre bestiarios, perseguidores y magas. Nunca planeamos ir a París y quizá debimos cruzar algunos de los puentes de la ciudad para no perdernos.Y de fondo sonaba Aute repetidamente, no era el único pero sí el más habitual y alguno de sus dibujos colgaban del escenario común que inventamos.

     Deberíamos ser cuidadosos con las dedicatorias que dejamos en los libros que regalamos; se convierten en una evocación de almíbar.
   

"Ahora se abre otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el tiempo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las brisas de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan". J.Cortázar



No hay comentarios:

Publicar un comentario